Adopción, Sin categoría

AFADENA, más de diez años ayudando a las familias adoptivas

PATRICIA ZARRALUQUI

En un proceso de adopción el apoyo se convierte en algo fundamental, conocer otras historias similares a la propia, contar con la ayuda de profesionales, compartir experiencias, etc. En Navarra, hay una asociación que se ha convertido en el punto de referencia para estas familias desde 2004, es AFADENA, Asociación de Familias Adoptivas de Navarra. Hemos hablado con Adolfo García Garaikoetxea, miembro de la asociación y representante de la misma en la federación nacional, para que nos explique en qué consiste el trabajo que ellos hacen.

Punto de encuentro

Las actividades de la asociación han ido cambiando con el paso de los años. Al principio,  “básicamente, se trataba de realizar actividades de encuentro entre familias adoptivas, independientemente de en qué fase se encontraban las mismas. Se organizaban actividades lúdicas como excursiones o visitas guiadas en las que podía encontrarse a familias que ya habían adoptado y familias que se encontraban a la espera de adoptar”, explica Adolfo. Con el paso del tiempo se dieron cuenta de que era necesario trabajar en el ámbito de la postadopción, las familias requerían un apoyo que desde otros sitios era más difícil conseguir. “Este trabajo se realiza mediante la organización de talleres, jornadas y escuelas de padres que se vienen organizando con carácter periódico y que están, generalmente, restringidas a las familias socias”, cuenta Adolfo García. A esto hay que sumar un interés y una labor de divulgación de una visión más realista de la adopción, a través de charlas, conferencias, etc. con expertos nacionales.

La actividad de AFADENA se dirige fundamentalmente a las familias socias, sin embargo, también entran dentro de sus objetivos otras familias adoptivas de Navarra. Las familias socias son unas 125 y entre ellas destacan las familias con uno o dos hijos, 40% y 46% respectivamente, y los niños adoptados internacionales. La nacionalidad predominante de estos niños es la rusa (49), seguida de la china (25) y la peruana (16).

Las adopciones han descendido debido a la crisis, sin embargo, Navarra se mantiene como la comunidad con mayor número de adopciones respecto a la población. Fuente y gráfico cedido por AFADENA.

Las adopciones han descendido debido a la crisis, sin embargo, Navarra se mantiene como la comunidad con mayor número de adopciones respecto a la población. Fuente y elaboración: AFADENA.

Hacerse socio de la asociación “siginifica involucrarse en el proyecto de AFADENA. Es tomar consciencia de que las familias somos terapéuticas para nuestros hijos e hijas y que debemos seguir formándonos para prevenir situaciones difíciles y poder identificar los problemas para atajarlos pronto”, dice Adolfo.

Como ya se ha comentado más arriba, desde AFADENA pretenden establecerse como un punto de encuentro y de formación donde las distintas familias adoptivas se sientan comprendidas, a la vez que se les ofrece formación postadoptiva, necesaria para poder abordar las cuestiones con las que se encuentran cada día. “Las actividades son múltiples y tocan muy diversas temáticas, como la adaptación de los menores al entorno familiar, la generación de un buen vínculo entre los miembros de la familia, el fortalecimiento de un apego seguro entre los menores y las familias, la expresión de los sentimientos, herramientas sociales y de defensa contra las discriminaciones y/o el racismo”, cuenta Adolfo García, “también se realizan actividades lúdicas que permiten a las familias entrar en contacto con otras familias similares que han pasado o están pasando por los mismos problemas de modo que se pueden socializar las dificultades y compartir experiencias de éxito”.

Desmitificar la adopción

Por otro lado, desde AFADENA persiguen difundir una imagen real de la adopción. Para ello, se sirven fundamentalmente de las redes sociales como Twitter o Facebook, y de la organización de eventos públicos, el más importante es el ciclo de charlas que organizan en Civivox Iturrama. En esta imagen real entran en juego muchos aspectos relacionados con la adopción desconocidos para gran parte de la población, incluso para las familias interesadas en iniciar el proceso.

En primer lugar, pretenden erradicar los mitos y los tópicos que existen alrededor de la adopción, de forma que se entienda como una manera más de establecer familias. A esto se debe añadir una información veraz y completa a las familias acerca del hecho adoptivo y de las dificultades que puede entrañar la postadopción. Para poder cumplir con este proceso, Adolfo señala la necesidad de explicar la realidad de la adopción internacional, “la adopción internacional es un sistema que no se mantiene“, ya que hay una desigualdad entre el número de familias que quieren adoptar y las características y el número de niños adoptables. “La mayoría de las familias desean niños y niñas lo más pequeños posibles y, a poder ser, sanos. Pero este perfil de menores no existe en los orfanatos“, explica Adolfo. Esta desigualdad ha hecho que los tiempos de espera hayan aumentado considerablemente en los últimos años, lo que ha traído consecuencias negativas, como denuncias por falsos huérfanos o irregularidades. Según Adolfo, se han cometido cuatro errores fundamentales en el sistema de adopciones internacionales:  “1. Se ha animado a las familias a ofrecerse a adoptar menores con un perfil para el que hay sobredemanda, 2. los tiempos de espera de las familias se eternizan (por encima de los 10 años en algunos casos), 3. cuando los países de origen de los menores no cubren las expectativas, se presiona a sus autoridades, se amenaza y se arrebatan niños y niñas a sus legítimas familias, y 4. los niños y niñas que de verdad necesitan una adopción (los menores con necesidades especiales) se quedan sin familia”.

La complejidad de la situación de estas adopciones exige que las familias se enfrenten a esta realidad cambiante. Adolfo explica que, en primer lugar, habrá que explicar que la adopción de menores sanos y pequeños será la excepción, el perfil cambiará por completo, la mayoría de los casos serán niños con necesidades especiales. A esto se sumará un descenso drástico en el número de adopciones de este tipo. Por último, estas familias se verán inmersas en situaciones de orígenes complicados y tendrán que ser capaces de resolver los conflictos gracias a una buena formación previa. “Una posible solución sería el volver la mirada hacia los niños y niñas que se encuentran institucionalizados en España, es decir, poner nuestro interés en la adopción nacional y el acogimiento“, sentencia Adolfo.

Un mar de dudas

“Las familias acuden a AFADENA porque no encuentran en otro lugar la solución adecuada a sus necesidades, necesidades que deberían ser cubiertas, en gran medida, por las administraciones”, explica Adolfo García. Desde la asociación intentan responder a las preocupaciones y dudas de estas familias, que se centran principalmente en la información y control de los procesos, dudas acerca de temas educativos, asuntos sanitarios y terapéuticos, solicitudes de reformas legislativas, inquietudes o quejas relacionados con temas sociales (racismo o tratamiento del tema en la publicidad y la prensa) y la formación de las familias.
Como novedad, este año han colaborado con el Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra haciendo una aportación al II Plan Estatégico e Integral de Apoyo a la Familia y la Infancia. Esta abarca tres niveles distintos que dan una visión completa acerca de la realidad de la adopción: Servicios Sociales, educación y sanidad.

 

¿Conocíais la labor de AFADENA? ¿Habéis acudido alguna vez a ellos o sois socios?

Anuncios
Estándar
Acogida, Sin categoría

Ciclo “Acogimiento en Familia” o cómo informar a través de películas

BELÉN TORRES

MAGALE es una de las asociaciones que hay en Navarra que trabaja con familias de acogida, tanto con los padres, como con los hijos. Para conocer en profundidad qué es lo que hace MAGALE, se puede acudir a una de las entradas anteriores de este blog, donde ya hemos hablado de ella.

Una de las cuestiones de las que nos hemos dado cuenta a lo largo del proceso de creación de este proyecto es de la  falta de información que hay acerca de las familias adoptantes pero especialmente de las de acogida. Con el objetivo de darlas a conocer y de difundir qué son se ha organizado este año por primera vez un ciclo de cine llamado “Acogimiento en Familia”.  La idea es la de “generar en la sociedad navarra una cultura de acogimiento familiar”, tal como muestran en su folleto. Detrás de esta iniciativa están MAGALE y los Cines GOLEM.

Además de la proyección de una película, los jueves 27 de octubre, 3, 10 y 17 de noviembre a las 19:30 en lo cines GOLEM, se complementa la actividad con un coloquio liderado por algún profesional vinculado al acogimiento familiar.

La película a la que asistimos el pasado 3 de noviembre se titula La Vergüenza (David Planell, España. 2009).

Aquí os dejamos un Tweet donde podéis consultar cuáles son las películas que se proyectarán, la hora, el sitio… toda la información que necesitáis.

Estándar
Sin categoría

Laura Iparraguirre: “La búsqueda de orígenes es una prueba para toda la familia”

PATRICIA ZARRALUQUI Y BELÉN TORRES

El objetivo al crear este blog fue el de aprender lo máximo sobre las  con familias de acogida y las familias adoptantes con el fin de ser capaces de difundir, de una manera próxima y asequible a todos, cuál es la situación y la realidad de estos modelos de hogar. Por ello, acudimos a quienes mejor conocen esas circunstancias, además de las propias familias, los profesionales que les acompañan en este camino.

Laura Iparraguirre es una de ellas. Socióloga, trabajadora social, psicoterapeuta y con distintos másters en el ámbito de la adopción y la acogida, es subdirectora de Nuevo Futuro de Navarra y una de las profesionales  que trabaja directamente con las familias en el espacio Safaya, del que hemos hablado en una entrada anterior.

Uno de los aspectos  que destacaba esta trabajadora social es la importancia de preparar, de formar y de educar a los padres para que tengan herramientas que les permitan hacer frente a ciertas situaciones, difíciles en muchas ocasiones. Para los padres de adopción, una de estas puede ser cuando el niño, una vez adolescente, empieza a interesarse en saber acerca de su familia biológica. La búsqueda de los orígenes por parte del crío es una de las pruebas a las que se deben enfrentar estas familias, y, según expone Laura Iparraguirre, es aquí cuando se ve si ha habido un buen acompañamiento o no.

Estos chicos “tienen una espada de Damocles que les acompaña y es que sienten que no son dignos de amar. Lo piensan así porque es lo que da sentido a justificar el abandono de su madre”, comenta Iparraguirre. Hay en un momento en la vida de estos niños, sobretodo en la adolescencia, donde sienten la necesidad de conocer, de iniciar una búsqueda de orígenes para saber el motivo de su situación. Según Laura Iparraguirre se empieza con “un cuestionamiento, hay un  pensamiento de qué le habrá pasado a la madre, qué será de ella” Es ese momento en el que sienten la necesidad de ver cuál es la primera pieza del puzzle que conforma su vida y es que “no saben porque su madres les dejó  para que otros les cuidaran”. Y es aquí donde la figura de los padres adoptivos es clave y pueden poner en práctica lo que desde instituciones como Safaya les enseñan.

Narrativa biológica

En cuanto a la forma en que estos padres se enfrentan a la revelación a su hijo de sus orígenes,  Laura Iparraguirre dice que “hay de todo. En muchos casos, los padres se plantean adornar una historia súper bonita para que los niños no sufran. Son libres y responsables de lo que les cuentan. Mi recomendación es que siempre hay que ajustar la información a la edad de la criatura. Hay que poder darle a uno lo que está dispuesto a recibir. Y mi otra recomendación es que ningún elemento no se sostenga en el tiempo. Es decir, que yo no le diga hoy una película muy bonita porque tiene seis años, a mi me ha pillado de sorpresa y le cuente algo que luego, con el tiempo, no se pueda mantener”, y continúa diciendo que “lo que es importante es que estos niños tengan una narrativa biológica que sea coherente”.  Es como un puzzle, se le puede ir dando piezas con el tiempo y cuando se den todas, lo importante es que todo esto encaje.

Laura Iparraguirre explica “hay padres que le dicen a sus hijos que su familia biológica les quería mucho, y yo siempre les pregunto si lo saben. Es mejor no meterse en esas cosas. Yo les suelo decir que respondan aquello de lo que están plenamente seguros y que es algo objetivable, por ejemplo,  no sé si te quería, pero de lo que estoy completamente seguro es que quiso que vivieras y yo estoy muy agradecido porque de esa forma nosotros podemos ser una familia. Esto es real”. Comenta que si al niño se le dice que su familia biológica lo quería mucho, sin saber si es cierto o no, estos pequeños pueden desencadenar dos pensamientos complicados. Por un lado, pueden preguntarse:” si tanto me querían, ¿por qué me abandonaron?” y, por otro: “no me quieras tanto, porque igual también tú [padre adoptivo] me abandonas”. La psicoterapueta admite que la intención de estos padres es muy buena, es la de salvar a la familia biológica, la de evitar sufrimiento a sus pequeños y eso está bien, pero hay que tener cuidado con lo que se le cuenta a la criatura y la edad que tiene. Insiste en que no hay que mentir, si no se sabe, no se sabe, para que a la larga la confianza que tanto cuesta de crear en estas familias no se rompa.

La importancia de estar preparados

Laura Iparraguirre explica que hay chicos que no dan los pasos para conocer a su familia biológica, pero que no ha conocido ningún caso que no se haya preguntado nunca acerca de esta. Son jóvenes que no sienten la necesidad de saber dónde está esa familia, ellos se sienten bien con sus situación y entierran esas preguntas. Lo que deciden emprender la aventura de saber sobre quiénes le dieron la vida tiene que estar muy preparados. Es necesario mostrarles el abanico de posibilidades que se pueden encontrar. Explica que “muchos se creen que en el momento en que empiecen la búsqueda, llamarán a una puerta y una madre joven les abrirá con una sonrisa en la cara, pero puede pasar de todo. Hay que prepararles de la misma manera que ya se hizo con sus padres adoptivos”. Las posibilidades que existen, en cuanto a esas familias biológicas, es que “sean caso duros de conocer, otra opción es que ya hayan muerto. También que no les quieran conocer o que están felizmente casados, y hasta muy bien posicionados, y tengan otra familia que no conozcan y se encuentran de golpe  con  hermanos que ni sabían que existían”, por eso hay que prepararles porque “no siempre es un final feliz”. Comenta que hay muchos adoptados que realizan todo el proceso de preparación emocional y, en el momento de dar el paso, no quieren conocer a quienes les vieron nacer.

También  es necesario acompañarles y formarles en el momento en que estos niños, ya de adulto, deciden formar su propia familia y tener hijos. Puede ser duro, por ejemplo, en el caso de las mujeres y los sentimientos tan intensos que las acompañan durante todo el embarazo. Esta situación puede crearles angustia y desencadenar en una depresión postparto.

Lo importante en este proceso de búsqueda de orígenes es que esta es una especie de prueba para toda la familia. Hay criaturas que deciden no dar estos pasos porque sienten que traicionan a su familia adoptiva. Si los que ejercen de padres están dispuestos a a acompañarles en este proceso, es un muy buen indicador, porque integran, normalizan la situación por el bien de todos. Está claro que no tiene porque ser una situación fácil para los padres, pero para eso se les educa y enseña.

¿Cómo pensáis que es la mejor manera de hacer frente a esta situación? 

 

 

 

Estándar
Sin categoría

Y vosotros, ¿qué decís?

PATRICIA ZARRALUQUI Y BELÉN TORRES

Nos hemos acercado a la gente joven para conocer si saben o no, realmente, qué son las familias adoptivas o las acogedoras. Además, ¿os habéis planteado alguna vez la posibilidad de ser una madre o padre de este tipo?

Veamos qué nos responden…

 

 

Música de Free Music Archive libre de derechos.

 

Estándar